La memoria falsa

"Siempre recuerdo el largo pelo ondulado de mi madre cuando se inclinó para darme mi cepillo de dientes que se había caído. Pero ella nunca tenía el pelo rizado, y esto nunca pasó".

Todos nosotros hemos experimentado el fenómeno de la memoria falsa. Es cuando nos damos cuenta que lo que recordamos no fue exactamente lo que pasó o no pasó en absoluto.

La mayoría de la gente piensa en la memoria como una cinta de vídeo donde las experiencias están almacenados y pueden ser recuperadas si se quiere e intenta. Sabemos, sin embargo, que esto no es el caso ya que desde la década de 1970 los psicólogos investigadores han examinado el fenómeno de la falsa memoria.

La explicación científica de por qué la mente puede curar el cuerpo

En los últimos años la ciencia ha establecido de manera contundente que el cuerpo se ve afectado por los pensamientos y creencias del individuo. Ya no sólo el estrés como un factor determinante en la salud, sino también el pensamiento positivo y las creencias como capaces de activar una respuesta de sanación, algo que ocurre de manera frecuente con la toma de un placebo. En este sentido la ciencia llega al último a algo que era evidente para la experiencia común o para la sabiduría popular.

Uno de los panoramas más completos de la sanación mente-cuerpo (mind-body healing en inglés) ha sido realizado por la periodista científica Jo Marchant, quien acaba de publicar el libro Cure, en el que no sólo revisa diferentes estudios científicos, sino que entrevista a personas que han experimentado la sanación facilitada por el pensamiento y experimenta ella misma con técnicas y nueva tecnología que está poniendo esto en práctica.

La mayoría de los antidepresivos no funcionan

Mayoría de antidepresivos no funcionan en jóvenes

Una investigación señala que la calidad de las evidencias sobre sus efectos es tan mala que los investigadores no pueden tener la certeza de si alguno es verdaderamente efectivo o seguro.

AFP

La mayoría de los antidepresivos no funcionan en niños o adolescentes con depresión severa, algunos podrían ser inseguros, y la calidad de las evidencias respecto a estos fármacos es tan mala que los investigadores no pueden tener la certeza de si alguno es verdaderamente efectivo o seguro, afirmó un grupo de científicos.

Prepararse y presentarse a exámenes orales

El examen oral es una oportunidad para demostrar su conocimiento, sus habilidades de presentación y expresión, así como su habilidad para comunicarse. ¡También pueden ser una buena práctica para las entrevistas de trabajo!

El examen puede ser formal o informal, pero debe considerar a todos los exámenes como intercambios formales, para causar una buena impresión. En ambos tipos, debe escuchar cuidadosamente la pregunta, y responder directamente.

El tema de una exposición oral

También es fundamental que definas el tema central sobre el cual versará tu exposición. Es decir, la idea global sobre la cual girarán todas las otras ideas, que podemos llamar accesorias y de esta forma evitarte disgregaciones del tema.

PREPARA LOS PUNTOS CLAVE

Empieza a bosquejar tu presentación identificando uno, dos o tres puntos clave que vas a desarrollar.

Cómo ayudar a los niños a superar la tartamudez

Durante ocho años, James Earl Jones —el actor que prestara su voz para personificar a Darth Vader en La Guerra de las Galaxias— no dijo una sola palabra. Durante su adolescencia, enamorado de las artes dramáticas, comenzó a recitar a campo abierto y a solas las obras de Shakespeare. Hoy es uno de los personajes más citados para mostrar que la tartamudez se puede superar. Su caso no es el único: Bruce Willis, el hombre duro del cine, también tartamudeaba y lo superó a través de la actuación, y Marilyn Monroe creó su carismática forma de hablar cuando descubrió que le permitía controlar las repeticiones y conversar fluidamente.

Historia de un samurai

Historia de un samurai
Cerca de Tokio vivía un gran samurai ya anciano, que se dedicaba a enseñar a los jóvenes. A pesar de su edad, corría la leyenda de que todavía era capaz de derrotar a cualquier adversario.

Cierta tarde, un guerrero conocido por su total falta de escrúpulos, apareció por allí. Era famoso por utilizar la técnica de la provocación: Esperaba a que su adversario hiciera el primer movimiento y, dotado de una inteligencia privilegiada para reparar en los errores cometidos, contraatacaba con velocidad fulminante.